Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestro sitio. aceptar

Masas básicas en repostería

Publicado Por: casa joven En: Reposteria En: miércoles, julio 10, 2019 Comentario: 0 Golpear: 116

Si te pasas con frecuencia por nuestra tienda en busca por ejemplo de accesorios repostería sabrás seguramente que, en este campo, no hay un solo tipo de masa…. ni dos ni tres. Hay muchas más opciones y nos hará falta una según lo que queramos preparar. Vamos a ver las más comunes. 

Masa quebrada

Se la llama también masa brisé. Se hace colocando la harina en forma de volcán, con un hueco en el frente. Se añade después huevo y en los bordes trozos de mantequilla. Acto seguido se amasa y se deja reposar antes de usarse. Se usa normalmente para las bases de las tartas y pies.

Masa choux

Conocida también como pasta choux. Se hace poniendo a hervir agua con un poco de azúcar y sal. Se añade la mantequilla y se deja derretir. Hay que verter la harina de golpe sin dejar nunca de remover. Luego se continúa removiendo a fuego moderado hasta que la pasta está bien unida y se separa del fondo formando una bola. Se pasa entonces a un bol y se mezcla con los huevos, que se van añadiendo uno a uno. Es una masa ligera que se usa para rellenar por ejemplo profiteroles, buñuelos o lionesas. 

Masa para bizcocho

En Casa Joven encontrarás un amplio abanico de moldes para hacer deliciosos bizcochos, uno de los básicos de la repostería. Pero, ¿cómo hacer la masa perfecta? Se baten las yemas y el azúcar en un cuenco que colocaremos sobre una olla con agua hirviendo con la batidora de varillas, hasta que la mezcla quede espumosa. Después batiremos las claras a punto de nieve y añadiremos el azúcar cuando ya esté firme. Retiramos la olla y tamizamos la harina y la maicena sobre las yemas batidas. Agregamos por último las claras poco a poco a la mezcla de yemas y harina con ayuda de una cuchara de madera.

Masa hojaldre

Hacemos una corona con la harina, colocamos en el centro la sal y el agua. Comenzamos a tomar la masa desde el centro hacia los bordes. Amasamos durante 5 minutos para darle elasticidad. Se envuelve después en papel adherente y se dejar reposar a temperatura ambiente durante 20 minutos. 

Comentarios

Deje su comentario